Esta web utiliza galletas (cookies) para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continua navegando por la web, consideramos que acepta su uso. [ Aceptar ]

Plaza Sant Domènec


La plaza de Sant Domènec es, sin lugar a dudas, uno de los espacios más céntricos de la Manresa actual, nacida de la desaparición de las murallas del siglo XIV. Desde su inauguración, la plaza actúa como punto de unión entre el centro histórico de Manresa y la ciudad industrial contemporánea aparecida entre los siglos XIX y XX.

La plaza se creó a finales de verano de 1936 con la destrucción de la antigua iglesia de Sant Pere Màrtir por parte de las milicias antifascistas los primeros meses de la Guerra Civil Española. La apertura de un espacio de tales dimensiones al centro de la ciudad transformó completamente la zona. En ella se pueden contemplar dos de los edificios más icónicos del paisaje manresano. Por un lado, la casa Torrents (popularmente, “La Buresa”), situada en la plaza aledaña de Fius i Palà. Fue proyectada por el arquitecto modernista Ignasi Oms i Ponsa en 1906. Por otro lado, en la intersección formada por la plaza de Sant Domènec y la calle de la Muralla del Carme, se puede admirar el edificio de los almacenes Jorba, de estilo art déco, diseñado por el arquitecto Arnau Calvet a principios del siglo XX.