Esta web utiliza galletas (cookies) para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continua navegando por la web, consideramos que acepta su uso. [ Aceptar ]

Paseo de Pere III


El paseo de Pere III es el principal bulevar de Manresa. Tiene una longitud total de 1.070 metros que se extienden desde la plaza de Sant Domènec hasta la carretera de Vic. A lo largo de su trazado se pueden distinguir tres secciones distintas. Junto con la calle de Àngel Guimerà, conforman el principal núcleo comercial de nuestra ciudad.

Fue construido durante el siglo XIX, coincidiendo con la primera gran expansión de la ciudad fuera del recinto de murallas del siglo XIV. Su primer tramo, que comprende el espacio entre las actuales plazas de Sant Domènec y de Crist Rei fue inaugurado en 1891. A partir de ese momento, los alrededores del paseo se convirtieron en el espacio predilecto para las nuevas residencias de la burguesía industrial manresana. Muchas de las familias industriales de la ciudad y sus alrededores financiaron la construcción de los edificios modernistas y novecentistas que se pueden encontrar paseando por esa zona. Algunos ejemplos son el Casino, la casa Gabernet Espanyol, la casa Lluvià o el casal Regionalista.

El nombre de paseo de Pedro III se adoptó en 1928, en honor al rey Pedro III (IV de Aragón) el Ceremonioso. Un año más tarde, se inauguró el último tramo del bulevar, que une la plaza de España con la de Bonavista.