Esta web utiliza galletas (cookies) para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continua navegando por la web, consideramos que acepta su uso. [ Aceptar ]

Antiguo convento e iglesia del Carme


La iglesia del Carme es un templo de origen gótico, diseñado por el maestro de obras Berenguer de Montagut y construido a mediados del siglo XIV. Se trata de una iglesia de nave única, con capillas laterales y vueltas de crucería. En su fachada original  se podía observar un pequeño óculo situado sobre el portal principal. Fue por esta pequeña ventana por donde, según la tradición popular, la misteriosa luz proveniente de Montserrat penetró en la nave, dando origen al célebre Milagro de la Llum

Según los testimonios entrevistados durante los procesos de canonización de San Ignacio, el futuro santo visitaba diariamente la iglesia del Carme, junto con la iglesia de Sant Pere Màrtir y la basílica de La Seu.

Desde principios del siglo XVII, la nave principal albergó un gran retablo barroco situado tras el altar mayor. Pese a su desaparición, a día de hoy se pueden admirar algunas de sus partes en el Museo Comarcal de Manresa. 

A principios de la Guerra Civil, la iglesia fue completamente derribada por las milicias obreras antifascistas. Después del conflicto, se reconstruyó según el proyecto del arquitecto Juan Rubió Bellver, que le dio el estilo neogótico actual. Por desgracia, las fachadas exteriores del templo quedaron inacabadas.

Adosado a uno de los laterales de la iglesia, se erigió un convento carmelitano. La comunidad carmelitana de Manresa ocupó este edificio de dos plantas y patio en forma de U entre los siglos XIV y XIX. El punto de unión entre la iglesia y el convento era un imponente claustro gótico renovado a mediados del siglo XVIII. A partir de 1835, el antiguo convento y su claustro se reconvirtieron en el principal cuartel miliar de la ciudad. El edificio mantuvo este uso hasta la década de 1960. En otoño de 1990, el antiguo cuartel se transformó en un albergue que se integra en la Xarxa d’Albergs de la Generalitat de Catalunya. Hoy en día, aún se pueden admirar algunas de las columnas del claustro clasicista de mediados del Setecientos.